Fusión Fría

Se conoce como fusión fría a la fusión de núcleos que se produce a temperaturas bajas o cercanas a la del ambiente. Los principales elementos que se han empleado para producir este tipo de fusión son: paladio, níquel, litio, deuterio e hidrógeno.

El primer experimento conocido públicamente de fusión fría fue el presentado por Fleischman y Pons, dos científicos electroquímicos de la Universidad de Utah en Estados Unidos en 1989.
Este experimento consistía en una batería conectada a unos electrodos de paladio sumergidos en agua densa o deuterio. El resultado del experimento fue un exceso de energía, se estaba produciendo una “fusión nuclear de sobremesa”.

Representantes del Ministerio de Energía de Estados Unidos ordenaron investigar la veracidad de este descubrimiento, varios laboratorios trataron de duplicarlo, pero los resultados  fueron negativos, es entonces que la fusión fría se convirtió en un fraude científico.
La mayoría de los científicos abandonaron totalmente los estudios sobre la fusión fría, muy pocos continuaron con esta investigación, especialmente en países como Japón, Italia y Estados Unidos, incluso en la actualidad tiene un nuevo nombre: LENR – Low Energy Nuclear Reaction.
Más de 20 años después del “trágico” descubrimiento de Pons y Fleischmann, en la Universidad de Bologna en Italia, se volvió a insistir que la fusión fría era una realidad, los inventores Andrea Rossi y Sergio Focardi, presentaron en el 2010 ante varios científicos su invento conocido como E-Cat.

El E-Cat o Catalizador de Energía es un dispositivo que emplea níquel, hidrógeno y un catalizador secreto para producir un exceso de energía. En el núcleo del reactor, los núcleos de níquel e hidrógeno se fusionan convirtiéndose en un nuevo elemento que es el cobre.
Energía a bajo costo y abundante, la fusión de níquel e hidrógeno producen una pequeña cantidad de rayos gamma, que son manejados sin causar desechos tóxicos en el núcleo del E-Cat, los únicos residuos son: cobre y helio.
Los E-Cat son 100% eco-amigables, al no producir ningún tipo de residuo tóxico o contaminación. Este dispositivo tiene una vida útil de aproximadamente 30 años, después de los cuales puede ser reciclado completamente.

Lascia un commento


+ 2 = sette